DIETA SIN LACTOSA

La intolerancia a la lactosa es la incapacidad de algunas personas para digerir la lactosa, un tipo de azúcar que se encuentra en la leche y otros productos lácteos.

Esta intolerancia es más común en personas de origen asiático, africano, nativos americanos y mediterráneo de lo que es entre los europeos del norte y occidente, y puede comenzar en diversos momentos en la vida. En las personas de raza blanca, por ejemplo, generalmente comienza a afectar a los niños mayores de 5 años; mientras que en las personas de raza negra, la afección a menudo ya se presenta a los dos años de edad.

No existe curación para la intolerancia a la lactosa cuando es de carácter primario/genético y los síntomas sólo se alivian con la suspensión de los productos lácteos en la dieta. En cambio sí tiene solución cuando es de carácter secundario, es decir como consecuencia de otro problema, pero primero habrá de tratarse éste para lograr la mejoría total. 

 

Pautas y normas de una dieta sin lactosa de ADILAC (Asociación de Intolerantes a la Lactosa de España)

Productos Sin Lactosa en Fiesta y Caramelos